La laparoscopia diagnostica se ha practicado desde principios de siglo. Encontrando un gran desarrollo ante eventos cada vez más frecuentes de duda en el diagnostico y dificultad en encontrar las causas que aquejan al paciente. Actualmente la laparoscopia diagnóstica se usa ampliamente tanto en forma electiva como en emergencias en los servicios de urgencias y cirugia programada de Bogotá muchas otras ciudades.

Sus indicaciones incluyen:

  • evaluación de ciertos tipos de dolor abdominal agudo o crónico.
  • evaluación de resectabilidad y estadio de ciertos tumores.
  • Procedimientos de «second look» después de una cirugía de isquemia intestinal.

De tal manera que este procedimiento ha evitado realizar entre un 40 y un 55 por ciento de laparotomías innecesarias por lesiones tumorales que no se veían con la tomografía y otros exámenes.

Lesiones como el cáncer de hígado y el cáncer de la vesícula biliar y al igual que en el trauma abdominal el uso de la laparoscopia ha demostrado resultados muy satisfactorios cuando es practicada por cirujanos con experiencia laparoscópica, reduciendo el número de laparotomías exploradoras innecesarias y al mismo tiempo, diminuye la morbilidad y la estadía hospitalaria.

Los comentarios están cerrados.